Posts Tagged ‘Música’

Agenda cultural: el gusanillo de la curiosidad

noviembre 30, 2009
  •  Del 1 al 31 de diciembre

– Presentación del Libro: “Mujeres dirigentes Indígenas. Relatos e Historias de vida”.

 Divulgación de:

  • La historia de los pueblos indígenas
  • Procesos por los que atraviesan en la actualidad .
  • Objetivo: fomentar el respeto a la diversidad cultural y promover el conocimiento de los pueblos indígenas.

– Publicación realizada conjuntamente con el Programa de Naciones Unidas para el desarrollo.

  • Del 1 de diciembre (2009) al 26 de febrero (2010)

-Muestra de Humor Gráfico

  • Compuesta por 40 obras de los humoristas gráficos más destacados, entre los que se encuentran: Caloi, Crist, Sabat, Sendra y Daniel Paz
  • Se realizará un debate reflexivo sobre “los pibes de la calle”

-Lugar: Galería Pasaje 17

– Hora: de lunes a viernes desde las 11:00 hasta las 19:00

  • 2 de diciembre

-Sexta edición de la noche del cortometraje

-El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) presenta un encuentro en el que se mostrarán los mejores cortometrajes del país.

  • El público elegirá el mejor a través de su voto
  • Jurado: Pablo Udenio, Gustavo Taretto y Paulo Pécora
  • Algunos de los cortometrajes que se van a exhibir:

– Lugar: Espacio INCAA KM O- Cine Gaumont

-Hora: 20:00

-Entrada libre y gratuita.

  •  3 de diciembre

 Argentinas. Muestra benéfica y multidisciplinaria

– Homenaje a mujeres como Victoria Ocampo y Lola Mora, entre otras muchas, que destacaron por demostrar su valentía y hacerse visibles en un mundo dominado por los hombres. Se trata, a la vez, de mujeres que desempeñaron importantes papales dentro del país.

-La exposición se compone de:

  • Exhibiciones de pinturas de artistas consolidadas y nuevas promesas (Adriana Minoliti, Marta Minujín, Luna Paiva).
  • Proyección de documentales y largometrajes sobre las mujeres homenajeadas.
  • Muestra iconográfica compuesta por imágenes de archivo, textos y fotografías para conocer la vida de las protagonistas.

– Se trata de un acto benéfico en el que lo recaudado será destinado a escuelas rurales.

-Lugar: Centro Cultural Borges.

–  Hora: 19:00

  •  5 de diciembre

-1) El guitarrista, compositor y escritor Javier Peñoñori realiza un concierto.

– 2) Encuentro bajo el lema: “Para liberar la Palabra”. Primer certamen de cuentos “Cuento contás” para pequeños y jóvenes.

– Hora: 20:00

– Lugar. “La vieja imprenta” de los ferroviarios de Haedo.

  • Del 6 al 12 de diciembre

– 6º Festival Bailemos Tango

– Veintiuna clases con sistentes bailarines, espectáculos y orquestas de tango en vivo

  • Cuenta con los mejores profesores entre los que se encuentran los campeones mundiales del 2008: Melody Cellity y José Fernández.

– Lugar: Academia Nacional del Tango

– Hora: desde las 17:00 hasta las 19:00

  • 7 de diciembre

-Ciclo de cine “Policial negro”

-Película: El pequeño César.

  • Dirección: Mervyn Le Roy
  • Año: 1931

– Hora: 18:30

  •  Del 10 de diciembre al 10 de enero

-La Muestra “Kuropatwa en technicolor”

  •  Obras más importantes del artista: Cóctel (1996), Yocasta (2000), Mujer (2001), Flores (2002) y Naturalezas Muertas (2002) en una exposición homenaje.

– Lugar: Museo Provincial de Bellas Artes  “Emilio A Caraffa”, Córdoba.

– Entrada: gratuita.

  •  11 de diciembre

– Espectáculos dentro del Plan Federal de Coproducciones que el Teatro Nacional Cervantes desarrolla.

-Función: “He visto a Dios” de Francisco Defilippis Novoa

  • Dirección de Andrés Bázzalo.

-Hora: 21:00

  •  13 de diciembre

-Ciclo “Música al atardecer”

-Cantante. Tata Cedrón

-Hora: 18:00

-Lugar: Palacio Nacional de las Artes

-Entrada gratuita

  •  19 de diciembre

– Autódromo de Buenos Aires

– Una de las fiestas electrónicas más famosas que contará con la actuación de: Armin Van Buren, David Guetta, 2 Many DJ’ s, Danny Howells, Richie Hawtin o James Zabiela

-Hora: a partir de las tres de la tarde.

  •  Del 2 de enero al 30 de diciembre de 2009

Tren de la costa

– Recorrido turístico por unos 16 kilómetro en el norte del Gran Buenos Aires, desde Vicente López hasta el delta del Tigre, recorriendo la costa del Río de la plata

-Hora: todos los días desde las 7:00 hasta las 23:00.

  • Del 14 de enero al 15 de diciembre de 2009

-Recorrido por el Museo Nacional de Arte Decorativo

-Visita guiada al Palacio Errázuriz. El esplendor de una época

– Hora: de martes a sábados a las 16:30 y los domingos a las 14:30 o a las 16:30.

Anuncios

El pájaro cantor.

noviembre 16, 2009

carlos-gardel[1]

Carlos Gardel, el difusor del tango, el ídolo de las masas y el galán de ensueño es un gran desconocido cuya vida se tambaleó entre el mito y la realidad, entre el ser y el aparentar ser un símbolo nacional argentino.

Sus amigos le describían como un personaje ambiguo, contradictorio y egoísta que llevaba una vida de excesos. Una especie de líder carismático que en la intimidad parecía distante y calculador. Un hombre del mundo del espectáculo que sentía gran entusiasmo por su trabajo. Para el resto se convirtió en una leyenda, un héroe con el que la muerte no pudo acabar, una especie de fantasma escondido en algún rincón del mundo.

El misterio acompañó a este personaje desde sus orígenes hasta su muerte para prolongarse en el tiempo el mito de su existencia. A ciencia cierta, nadie ha podido determinar ni la fecha ni el lugar de nacimiento de Gardel, aunque algunas investigaciones apuntan que probablemente  fuera en torno a 1890 en Toulouse o quizás en Buenos Aires. Lo que sí se sabe es que sus orígenes humildes estuvieron marcados por la ausencia del padre que lo rechazaba porque no era su hijo legítimo. Así creció un muchacho rebelde que se escapaba de casa y cometía pequeños delitos y, con los años, se acabó internando en el mundo de la prostitución, el alcohol, la droga, el juego clandestino e incluso la mafia.

Su salvación fue el tango que lo sacó del mundo de perdición del cabaret, lo llevó a la fama y le acomodó un lugar en el altar de los personajes argentinos más citados. Lo cierto es que, a pesar de que sea considerado “el cantor nacional por excelencia”, él prefería pasar largas temporadas en el extranjero porque no le gustaba Buenos Aires. Esto indica que todas las canciones en las que expresaba sus ansias por volver a Argentina eran una farsa, muy poquita cosa para quien aspiraba ser una futura estrella internacional del cine y de la música relacionada con las clases altas.

Pero…según lo descrito, ¿cómo llego a ser tan querido por las masas populares? La respuesta está en el final de su carrera, ya casi llegando al espectáculo que significó su muerte, cuando se convirtió en un personaje más cercano, un símbolo de la lucha del humilde que llega a codearse con los ricos para mostrar el poder del pueblo.

Finalmente, la imagen que queda en nuestra cabeza sobre Gardel es la de un hombre elegante con el pelo engominado, frialdad en la mirada y pose de seductor. Un personaje misterioso, una pregunta informulable,  un secreto destinado a no descubrirse.

La fuerza de Mercedes Sosa

noviembre 6, 2009

Aunque 75 años de vida pueden parecer pocos en un mundo cada vez más longevo, lo cierto es que dan para mucho: para pensar, sentir y decir. La cantante Mercedes Sosa, símbolo de la cultura popular argentina, dejó de pensar y sentir el pasado 4 de octubre. Sin embargo, la muerte no podrá impedir que todavía le quede mucho por decir a través de todas sus canciones en las que deja un legado de mensajes comprometidos con la política, la sociedad, el ideal de alcanzar un mundo más equitativo, la denuncia de las injusticias del capitalismo y el agradecimiento a la vida como uno de los deberes que la humanidad tiene pendiente, tal y como posemos apreciar en una de sus canciones más emblemáticas: Gracias a la vida.

A lo largo de su vida, Mercedes Sosa también agradeció muchas cosas al amor. Su madre se convirtió en el apoyo principal gracias al cual aprendió que sus aspiraciones estaban más allá de San Miguel de Tucumán, la provincia que la vio nacer y de la que asimiló las expresiones artísticas populares.

El segundo amor importante, su marido Manuel Oscar Mathus, se convirtió en el culpable de los momentos más amargos y, a la vez, la hizo profundamente feliz. Al igual que una tormenta, la sacudió del pasado y le robó la inocencia, pero como tras la tempestad siempre llega la calma, después de la ruptura de la pareja, quedó el fruto de su relación, su hijo Fabián, y se produjo el nacimiento de Mercedes Sosa “La Negra” tal y como hoy la recordamos. Nos encontramos así ante una nueva etapa en la que se convierte en una mujer luchadora que saca adelante sola a su hijo y, a la par, crece artísticamente y profesionalmente hasta convertirse en una figura internacional.

 Su carrera cobra fuerza en el Festival Nacional De Folklore de Cosquín en 1965 y, desde allí, se afianza con giras por diversos puntos del planeta donde tiene la oportunidad de actuar en grandes y prestigiosos escenarios que albergan a un público muy heterogéneo reunido para admirar su maravillosa capacidad interpretativa y una voz única.

El tercer amor y quizás el más importante fue la fidelidad a una filosofía que se marcó desde que era bien chiquitina: dar a lo demás. Su solidaridad y apoyo en el desarrollo y la defensa de los derechos de los más desfavorecidos, transmitidos a través de la música, le proporcionaron premios tan importantes como La Orden del Mérito de la República Federal de Alemania, la Medalla al Mérito Cultural del Ecuador y el Premio de la UNIFEM que la distinguió por su labor en defensa de los derechos de la mujer, entre muchos otros.

1[1]

Los reconocimientos que recibió Mercedes Sosa, además de numerosos homenajes y halagos, se tradujeron en grandes cantidades de dinero con las que nunca se llevó bien. Había pasado de vivir en la miseria a residir en una lujosa residencia de Buenos Aires. Su vida había dado un vuelco y hubo un momento en el que la fama se les subió a la cabeza, pero pronto puso los pies en el suelo y volvió a la normalidad, a realizar un balance de sus metas, sus sueños y su futuro.

 Recapacitando sobre todas esas cosas, reparó en la salud, lo verdaderamente importante. Recordó que su fuerza y vitalidad se perdieron en la Dictadura argentina, en los años de sufrimiento que pasó exiliada en París y Madrid. El dolor dejó una huella imborrable que los achaques de la edad fueron profundizando. Finalmente una enfermedad hepática la llevó a la muerte.

La memoria se encargará de encender la luz del recuerdo de la imagen de Mercedes Sosa: el eco de un país silenciado, la difusora de la poesía y la cultura argentina, el compromiso con las comunidades indígenas y las luchas sindicales, la promoción de los músicos de su país; en definitiva, una persona que quería cambiar el mundo y aportó su granito de arena.